Los instantes que marca mi reloj

>> martes, 12 de julio de 2011


Y mientras,

miro a un reloj oxidado

intentando que se muevan sus manecillas para volverte a tener.

Pero el reloj sigue parado

o acaso yo vivo en el mismo instante que el último instante.



¿De cuántos instantes cuenta mi separación de ti?



5 comentarios amigos:

Noray 12 de julio de 2011, 20:38  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noray 12 de julio de 2011, 20:40  

Hoy me has recordado un poema que escribí hace tiempo y que con tu permiso dejo aquí.

Si te arranqué el tiempo
fue sólo para que no envejeciera
mientras tú continuabas durmiendo
en tu nube de cristal.

Si desgajé el tiempo
del corazón del tiempo
fue sólo para quebrar esta rutina
que hace aguas en mi interior.

Si extirpé las horas
que fluían por mis arterias
hasta las yemas de mis dedos
fue sólo por tu ausencia.

Si me despojé de esta monotonía
que sólo me cansa y revienta
y hace añicos mi cerebro
fue sólo por encontrarte en la eternidad.

Hoy te lo vuelvo a entregar
desnudo en una gota de rocío
y en las primeras hojas doradas
de este otoño que siempre regresa.


Un fuerte abrazo.

Alfonso 13 de julio de 2011, 23:27  

Los dos hemos hablado de relojes, pero cuán distinto jj

Anónimo 14 de julio de 2011, 20:32  

Llevo días que no me interesa el presente...quiero volver y repetir mis vacaciones. Te entiendo amigo.
Franc

Anónimo 24 de octubre de 2011, 14:00  

Muy bueno, esto me encanta:
o acaso yo vivo en el mismo instante que el último instante.

¿De cuántos instantes cuenta mi separación de ti?

David

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP