Una breve estancia en mi cama

>> martes, 29 de marzo de 2011


¿Qué derecho tengo,

a exigirte una breve estancia en mi cama?

¿Acaso no existen las noches claras y con luna,

donde la lujuria se impone

y te invita al desenfreno?

¿Qué piel poseo,

sino tan suave como los cuerpos más cercanos a ti,

que yacen ya en tu alcoba?


No tengo nada que ofrecer;

ni siquiera la luna alcanza a iluminar mi cama.

No tengo más caricias que las mías.

No tengo derecho a exigir

que duermas a mi lado.

1 comentarios amigos:

Noray 29 de marzo de 2011, 21:24  

No ofreces poco.
Ofreces tu palabra
y tus abrazos...


... aire
para respirar.



Un fuerte abrazo.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP