Hoy

>> miércoles, 23 de junio de 2010


Temo que el día
sea mi último día,
que el aire que guardé para tan larga vida
no es suficiente para el mañana.

Te miro -pienso.
Y hoy no es más
que restos del ayer.

4 comentarios amigos:

MucipA 24 de junio de 2010, 13:43  

Por eso hay que vivir cada día como si fuese el último, así se atenúa ese temor, aunque algo de miedo sea irremediable...
Muy bello el poema.

Noray 24 de junio de 2010, 16:41  

La simbiosis entre tu poema y la fotografía que lo acompaña es más que perfecta, es sencillamente sublime. Me has recordado algunos versos de un poema del inmortal Jorge Luis Borges sobre el ajedrez y sobre la vida:

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.



Un fuerte abrazo.


PS: Ese hoy aún no ha llegado

César Arango 4 de julio de 2010, 1:59  

Epa, tu blog esta bueno, es bueno lo que escribes...
espero visites mi blog y me sigas. gracias...
http://cesar-arango.blogspot.com/

Perssef Violh 15 de julio de 2010, 8:15  

ciertamente verdadero XD..

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP