Palabras

>> miércoles, 19 de enero de 2011


Diez minutos bastaron para saber

que sus ojos negros

quemarían por siempre mi alma.

Hoguera de palabras,

palabras, palabras, palabras,

todas bien dichas,

bien pronunciadas.

Y su mirada queriendo barrer las letras…



Un paisaje permanente aunque no se mire,

un suspiro,

el viento que cala en los huesos,

la lejanía tan cercana.

El silencio que queda después de haberse dicho todo

y el miedo a mirar.

Palabras, palabras, palabras.

Robar un beso

no significa perder el abrazo.



Palabras, palabras, palabras.



Hoy miro hacia arriba

y confundo el avión con un puñado de estrellas.

¡Y qué solo me siento

cuando termina el corto verano!




1 comentarios amigos:

Noray 19 de enero de 2011, 21:29  

Sea con palabras o con silencios, no se puede luchar contra los sentimientos.

Tienes suerte de poder confundir ese avión con un puñado de estrellas. Eso es que tienes alma de poeta.


Un abrazo fuerte.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP