¿Quién podría dañar a una mariposa con una cuchara?

>> domingo, 20 de julio de 2014


Pretendo ensamblar el puzle
de los cientos de sueños que pasaron por mi cama
en una sola noche
y las piezas no terminan de encajar
al diferir mucho el negro de la noche
con la blancura extrema de unas sábanas bordadas con tus iniciales,
el tamaño enorme de una luna recién llenada
y el vacío de un día
corto y poco aprovechado.
Tú eras parte de ese puzle,
pieza única que no logro concordar
aunque poseas el hueco más grande de mi cama.
Te sueño tres veces seguidas,
pero evitas que roce tu cuerpo con la tela de mi pijama.
No me esconderé jamás para decir
que cuando consigo unir la mitad de mi sueño,
tu mirada casi transparente me hace adivinar
que no es en mi cama donde deseas permanecer
sino en cualquier otra que te ofrezca
un sólo sueño exclusivo para ti.
¡Qué absurda noche!
¡Qué aburrido el reconocer que sobran sueños
y faltan vidas reales!
¡Cómo deseo que termine la noche para que dé comienzo el día,
muera éste,
y llegue de nuevo la noche pero aún más negra si cabe!
¿Quién crees que podría dañar a una mariposa
y menos con una cuchara?


©Hisae 2104



1 comentarios amigos:

Ana Belío 1 de agosto de 2014, 7:48  

En un sueño quizás se pueden dañar muchas cosas, incluso con una cuchara.

En la vida real a menudo los peores sueños, no se despegan de nuestra cama.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP