Mensajes en la pared

>> miércoles, 6 de agosto de 2008

Conté las letras de cada una de las palabras
que cada día aparecían escritas en el muro,
frente a mi ventana.
Con las cientos de letras que junté
en las decenas de días
que te molestaste en escribirme,
me hice una escala para intentar alcanzarte.
Mas cuando creí estar sentado
en el quicio de la ventana,
donde guardas tus pesadillas y sueños,
me di cuenta que allí no había color.

Tu vecina
no me dejó nunca explicarme.

20 comentarios amigos:

Alfonso 6 de agosto de 2008, 20:16  

Por mucho que escribamos, por muchas palabras que utilicemos, si escribimos en blanco y negro, no hay manera de que nos entiendan.
Tenemos que escribir quizás menos, pero con palabras en colorines.
Y no utilizar nunca intermediarios ni traductores. Las palabras, mejor que un muro, donde lo pueda leer todo el mundo, 'hasta tu vecina', mejor susurrarlas al oído.

Saludos :)

Stultifer 6 de agosto de 2008, 21:10  

En una ocasión escribí frente a una puerta de salida, en tamaño enorme, una frase que decía. "Emilio, te quiero". Sobraba todo lo demás.
Creo que sobraba hasta yo.

Bala 6 de agosto de 2008, 22:18  

Me encanta este post, no me he enterao de nada, como a mi me gustan.

P.D. ¿Pero el dibujo era tuyo o no?

Cemanaca 7 de agosto de 2008, 2:02  

tus letras siempre conducen a buen puerto...nunca se pierden en lo etéreo...ni mucho menos en portales vecinos.

Saludos conversos.

Markesa Merteuil 7 de agosto de 2008, 9:29  

A veces cimentamos quereres en palabras y, una vez que éstas se han ido, todo muere.

Reality Bit 7 de agosto de 2008, 9:37  

A veces, por muchas escaleras que construyamos para llegar a aquellos que anhelamos, lo que anhelamos sigue subiendo y siempre será inalcanzable.

Lo siento, hoy no tengo buen día.

Saluditos apretados.

Nacho Hevia 7 de agosto de 2008, 10:57  

MARIO: sencillamente genial...de lo mejor(para mí) de lo que has escrito en mucho tiempo. Sencillo en las palabras...cargado de imágenes. genial.

besos escritos en tus mejillas

Capitana 7 de agosto de 2008, 13:13  

A veces ni con todas las palabras del mundo conseguiríamos alcanzar lo que amamos.

Mummy 7 de agosto de 2008, 14:37  

Siempre me paso a leerte, Mario.
De vez en cuando, como ahora, me gusta dejarte un saludo y un abrazo.
Keli

AFRICA 7 de agosto de 2008, 17:48  

Me gusta mucho lo que escribes, no se si la poesia es como yo la entiendo, pienso que en cada poema hay diferentes significados, que una poesia puede ser interpretada de forma totalmente distinta a la intención con la que es escrita.Yo en las tuyas reflejo todo lo que siento. Y pienso en todas las cosas bellas que me escribió en unirlas para lograr volver a él, aunque se que es imposible.

Un beso

Angel 7 de agosto de 2008, 20:48  

Muy bonito, Mario.
Realmente bonito...
Y es que las vecinas son así... ¡qué le vamos a hacer! jajaj!

angel.

yo 8 de agosto de 2008, 2:34  

Mi querido MARIO:
Cuanto más te leo, más te admiro.

ANTONIO

Druid 8 de agosto de 2008, 8:15  

Las palabras en blanco y negro o en tecnicolor, se las lleva el viento.
Me quedo con las escalas de hechos, sean del color que sean (se ve mejor si puedes subir o si te van a dejar colgado).

Apertas.

Gargola 8 de agosto de 2008, 8:43  

Mario, te veo con frecuencia en el faro de Cuchi y hoy he decidido pasar por aquí a conocer tus ‘pensamientos’. Me gustan! Es curioso: casi simultáneamente, yo unos días antes que tu, escribí también sobre letras y paredes (Poema en la pared)... Te invito a que vengas a pasearte por donde yo creo mi tiempo (ahoraandnow.blogspot.com) a ver que te parece. Yo seguiré volviendo a tu isla.
Un abrazo

Paco 8 de agosto de 2008, 13:08  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco 9 de agosto de 2008, 8:21  

Es el incoveniente de tener vecinas algo aburridas y celosas de la vida de los demás. Pocas palabras para hacer unos bellos versos.
Abrazos
Franc.

Caro Moreno 10 de agosto de 2008, 20:26  

vecinas molestas


abrazo!

Cemanaca 11 de agosto de 2008, 12:45  

Atravieso tus pensamientos para desearte un buen inicio de semana y dejarte mis saludos conversos.

Thiago 11 de agosto de 2008, 23:16  

Las palabras ya no sirven....¡son palabras!

Bezos

Ana Belio 15 de agosto de 2008, 11:00  

He vuelto a medias, pero he vuelto.

Letras en las paredes, sentimientos en el asfalto, siempre son entendidas a quien sabe leer en la oscuridad.

Bs

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP