Retazos de una noche en vela

>> jueves, 11 de diciembre de 2008

Me pierden las largas noches en vela,

donde los fantasmas vienen a jugar al parchís

y cuando la vecina,

desnuda al trasluz de una cortina,

incita a los adolescentes bebidos de tequila barato.


Repaso en la balanza justiciera de la vida,

si las manifestaciones de amor puro

merecieron la pena, ahogado en mi propio semen,

o quizás vencieron los besos fugaces a los ósculos creados por capítulos,

donde ni el frescor ni la sorpresa convencían.


Atiendo las llamadas al número privado de mi alma,

por si acaso en alguna aparece un trocito de ti,

y si no,

haré solitarios para matar el tiempo prestado y que no quiero,

antes incluso de beber los minutos saldados

de lo que me queda por morir.


Me regalas libros infantiles,

acaso sólo para mirar juntos las ilustraciones,

sabiendo que de cada sonrisa nacerá un verso

y de cada suspiro, un lamento.


Mientras los fantasmas juegan al parchís

y la vecina apagó la luz.





19 comentarios amigos:

Noray 11 de diciembre de 2008, 22:19  

¡Bellísimo! Creo que es de lo mejor que he leído últimamente. ¡Te felicito!

Mario, anímate e intenta publicar. Eres un Poeta con mayúsculas.

"Repaso en la balanza justiciera de la vida,
si las manifestaciones de amor puro
merecieron la pena, ahogado en mi propio semen,
o quizás vencieron los besos fugaces a los ósculos creados por capítulos,
donde ni el frescor ni la sorpresa convencían" ¡Sublime!

Un fuerte abrazo y gracias por compartir tanta belleza.

Markesa Merteuil 11 de diciembre de 2008, 23:30  

Las manifestaciones de amor puro siempre merecen la pena; incluso las de desamor, pues hay quien nunca llega a vivirlas. (Confieso que he vivido)

Qué evocadora la imagen de la vecinita. Cuántas querrían ser vecinitas por un instante... para recuperar la autoestima.

Cemanaca 12 de diciembre de 2008, 0:00  

Estoy de acuerdo con Noray!
eres un POETA(con mayúsculas)

Sublimes tus poemas.

Saludos conversos.

Alfonso 12 de diciembre de 2008, 0:10  

Mis noches en vela se vencen con una cosa: la radio.
Y también te voto como uno de los mejores poetas :)

Merce 12 de diciembre de 2008, 0:22  

Qué forma tan bella de describir un momento.
Besos Mario

AFRICA 12 de diciembre de 2008, 7:15  

Las manifestaciones de amor puro merecen la pena. Es preferible sufrir por amor que no haberlo sentido nunca.

Un beso

Juan Cairós 12 de diciembre de 2008, 11:00  

¿Cuántas noches pasaremos así?
Cada día me gusta más tu poesía,elegante e intensa, a la par de bella e inteligente.

Dulce desvelo si produce bellezas como las que leo!

Precioso, Mario, muy bueno el poema.
Deseo que el personaje o quien sea, muera entre caricias merecidas y orgasmos detenidos.

Thiago 12 de diciembre de 2008, 15:41  

Yo tb. juego al parchis con un fantasma: mi abuela y lo peor es que me hace trampas....!

YO preferiría un fanstama para jugar al juego del amor y el sexo, aunque fuera por correo electrónico, que a un viejo parchis de mato uno y como cuarenta, jajaa

Supongo que llamar al teléfono privado de tu alma saldrá carísimo no? O tienes tarifa plana? jajaja

Bezos

Bezos.

Jorge 12 de diciembre de 2008, 20:30  

Hola Mario, paso a saludarte y a leer lo que escribes, siempre interesante. Un abrazo

CondeVolney 13 de diciembre de 2008, 1:46  

Esta noche estaba pariendo los secretos,
que velo,
y he dejado el paritorio desparramado,
con los versos empapados en sangre y filigrana,
encendí el artefacto y su pantalla,
con el ratón lo puse en movimiento
y por la red me colé en tus Pensamientos,
allí, me pelee con tus fantasmas
querían contarse cuarenta por la feis,
y no hay fantasma que con trampas ose ganarme
y esté vivo,
y remando entre versos ahogados por tu semen,
has atendido mi llamada a cobro revertido,
con suave tono susurrante te pedido
que a tu vecina grites de mi parte,
que se deje de tontadas,
y que abra esa cortina,
y que atienda tus miradas,
y que ese fuego de hembra deje abiertas las ventanas,
para que pasen tus versos y aniden en sus montañas,
y que las noches en vela,
las pases acompañadas.

Cada vez te leo más bello, POETA, Mario, compañero.

Un cura 13 de diciembre de 2008, 9:58  

Vuelvo por aquí. Bellísimo poema, Mario, felicidades.
Perdona que no haya comentado en los anteriores, he estado ocupado, como sabes.
Precioso poema. Gracias.
Un saludo.

BRILLI-BRILLI 13 de diciembre de 2008, 16:26  

Me ha gustado mucho..no tengo palabras..besos

Silvia 13 de diciembre de 2008, 18:11  

es la primera vez que visito tu blog y me ha encantado. Muy elegante y original!Precioso lo que has escrito

Ana Belio 13 de diciembre de 2008, 19:50  

El insomnio quizás sea un reclamo de la oscuridad hacia nosotros mismos.

No me extrañaria que la noche de vez en cuando se enamore de ti y te mantenga despierto para que la prestes atención a cada instante.

Un fuerte beso o miles de ellos, dulce Mario.

My 13 de diciembre de 2008, 21:44  

te he leido una vez.
he apagado la música y te he vuelto a leer en silencio..
no te mereces otras cosa que prestarte todos los sentidos.

ahora comprendo que eran tus versos los que confundian el resto de los acordes..

que la vecina nunca apague la luz, y que los fantasmas no se cansen del parchis ni del poker.

un abrazo.

Noray 14 de diciembre de 2008, 1:20  

Vuelvo para leer una joya poética y sigo pensando lo mismo.

Lástima que yo prefiera un buen vino a un tequila barato.

Un abrazo nocturno, ya la vecina apagó la luz y no se ve nada.

TOROSALVAJE 14 de diciembre de 2008, 8:47  

Tus fantasmas son pacíficos, ojalá que no se vuelvan malos.

El poema es de categoría.

Saludos.

esperanza 14 de diciembre de 2008, 8:53  

Impecable y sobrecogedor; esas lecturas que te acarician el alma.
Desde chiquitilla, a veces tengo noches largas, muy largas, de fantasmas, de trasluces, de repasos, de solitarios...como si necesitara esperar despierta a la salida de otra luz.(Había visitado tu blog de Africa y desde allí llego a este poema que conmueve mis desvelos.)MUCHAS GRACIAS.

David de la Merced 5 de enero de 2009, 13:53  

Precioso, de los que más me gustan. Las fantasmas jugando al parchís..., es impagable.
El amor puro siempre merece la pena.
besicos

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP