Soy yo, pero no tuyo

>> domingo, 28 de diciembre de 2008

















Foto: José S. Álvarez


Pintan tus ojos,

vagos recuerdos dormidos en sueños malogrados,

días oscuros en marcadas ojeras que afean tu mirada.

Y tú me preguntas por el calor de un cuerpo ajeno.

Y yo te entrego el abrazo

que guardaba para sagrados encuentros.

Yo soy,

pero no tuyo.

Y mientras permaneces en eternos instantes,

una lágrima negra,

perdida,

recorre tu pálida mejilla para morir en mi hombro.

Admites que yo soy sueño,

y tú, realidad.

Pero la despedida es corta

y el beso largo.


Mientras tanto amanece.

¡Claro que ha amanecido!

Aunque el cielo siga oscuro y las aceras no tengan color.

Aunque el silencio aplaste las calles.

Aunque ni tú ni yo seamos lo que somos.

Yo soy,

pero no tuyo.


Ruge el encarnado esplendor,

jocoso y sediento de unos labios,

desordenada comitiva de caricias

tras la metáfora cortina de tu vientre,

temerarios del instante de irrealidad que nos embarga

otorgado por el desparpajo de una noche oscura y solitaria.

Cede la despedida,

corta,

con beso largo.

Después, hedor. Afanoso ofuscamiento.




15 comentarios amigos:

Juan Cairós 28 de diciembre de 2008, 19:32  

bahh tio, ¿te estás muriendo?, ¿de qué vas?...Sin poesía debes ser la hostia, pero con ella eres una como una santa comunión con lo divino.

Te tocó la sonrisa epicúrea aunque proclames la caricia hedonista; merecidos tienes los versos que tú mismo engendras en tu placenta poética...

No sueltes la mano, ahora ya no, creo recordar que ya te lo dije, pero por si acaso te lo recuerdo...

Armoniza y equilibra tu realidad, no regales estas maravillosas líneas de esta manera, te mereces el mar de papel por donde navegan muchos solitarios, amantes eternos de los bello...

Y tú, querido amigo, eres muy bello, así que empieza a cuidar a tu hijo, porque tendrás descendencia si te lo propones.

De este poema (buenísimo en conjunto) me quedo,si me lo permites con éstos versos:

"Pintan tus ojos(...)
Y tú me preguntas por el calor de un cuerpo ajeno.
Y yo te entrego el abrazo
que guardaba para sagrados encuentros" (con rima asonante que traspasa)

Mario, mi niño, ondea tu alma al viento y despega, va siendo hora de que tengamos otro poeta en Canarias...de tu talla, sólo gigantes.

Un abrazo cautivo!

Letizio Pantoja 28 de diciembre de 2008, 22:44  

Totalmente de acuerdo, es un mar de sentimientos precioso el que tu poesía trasmite.

Te dejo mis besos, bendiciones y rosas

Un cura 28 de diciembre de 2008, 23:04  

Preciosa poesía, y totalmente de acuerdo en que expresas sentimientos muy profundos.
No es fácil contagiar lo que uno siente generalmente, y tú con tus poemas lo consigues.
Enhorabuena y gracias.

Nacho Hevia 29 de diciembre de 2008, 8:48  

y en ocasiones nos hacemos ego envueltos en manos ajenas...
besos, uno, dos

Noray 29 de diciembre de 2008, 10:09  

La verdadera realidad es que escribes como los grandes.

No hay un solo poema tuyo que no me haga emocionar.

Sólo espero que, aunque seas, también seas un poco mío.

Un fuerte abrazo

Thiago 29 de diciembre de 2008, 12:45  

Cari, a ver qué digo yo,
a ver qué dice todo dios,
después de lo que dice Cairós!

Pq si tu poema me deja sin aliento, su comentario me obnuvila...! Supongo que es otro poeta, y entre poetas os entendeís.... Yo solo me quedo helado (con ese hielo negro de tus lágrimas) y mudo.

Bezos.

Cemanaca 29 de diciembre de 2008, 14:16  

Normal que con tus poesías
nos obnuviles
nos sorprendas
nos gustes
nos emociones...
Lo contrario sería mentir
y no la hubieses escrito TÚ.


TE DESEO 365 DIAS DE BUENOS DESEOS QUE TE LLUEVAN EN FORMA DE FELICIDAD SOBRE TU HOGAR.

SALUDOS DE NUEVO AÑO CONVERSO

Terapia de piso 29 de diciembre de 2008, 16:21  

Mario:
No somos de nadie.

Un saludo.

José Roberto Coppola

Ana Belio 29 de diciembre de 2008, 17:21  

El hedor es inevitable cuando los sentimientos no llenan.

Pero el hedor es interno, el que deja el propio vacío.

Sin embargo, antes fuiste dueño de una lágrima negra y perdida.

Y tú eres capaz de darnos tanto en tus poesías, que a menudo me gustaría ser musa que te inspira.

Miles para ti.

Markesa Merteuil 29 de diciembre de 2008, 18:35  

Me gusta alargar los besos, para empequeñecer el tiempo de las despedidas e imaginar incluso que éstas no existen. Como mucho, las posibilidades de reencuentros.

Anónimo 29 de diciembre de 2008, 20:24  

Pues a mi me parece precioso todo lo que escribes... no sabia de esto para poder dejar mi comentario... pero lo haré
Besotes
José Sosa

Alfonso 30 de diciembre de 2008, 9:36  

Yo una vez fui de alguien y es lo peor que me pudo pasar en la vida. Hoy, soy yo. Con alguien, pero yo. Qué importante.
Y anda que no lo expresas bien en poesía. Qué bárbaro.

Druid 30 de diciembre de 2008, 17:27  

No es bueno ser de alguien, pero en ocasiones es inevitable....

Nunca puedes dar de todo (ni en las despedidas breves) si no eres completamente tuyo.

Abrazos de Feliz Año Nuevo...

CondeVolney 2 de enero de 2009, 0:12  

Como siempre un espléndido poema querido Mario.

Te adivino generoso, de una lucidez magnánima, te deseo en mi mesilla, hoja de poema nuevo y necesario,
muy cierto es que cuando lloro (de admiración), empapo tus versos, y me embobo viendo como la tinta tan nítida y clara se emborrona y enaltece su sutilidad.

Celebro tanta belleza.

David de la Merced 5 de enero de 2009, 13:45  

Precioso, me gusta mucho.
Ese "Ruge el encarnado esplendor" es pura poesía.
Besicos

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP