Descríbeme un sueño

>> sábado, 2 de mayo de 2009


¡Descríbeme un sueño!



Hubo un tiempo, en que aquella luz, el sonido del viento y el ruido del agua eran suyos. El mar no tenía colores, y al azul sólo pertenecía al cielo.

Audrey Hepburn era la sirena de ese mar incoloro de aguas mansas y frías. Su voz era la canción de los marineros.



¡Descríbeme tu sueño!



Hubo un tiempo, en que yo era luz, mi voz era el ulular del viento y me confundían con el agua. El mar era azul, casi de un azul tan intenso como el cielo. El sol vendía los amarillos al campo.

Audrey Hepburn fue princesa en un film en blanco y negro. Su voz era dulce, tanto como la de las princesas auténticas.






8 comentarios amigos:

Ana Belio 2 de mayo de 2009, 22:18  

Creo que Audrey, es un poco la mujer que a todas nos gustaría ser, con esos rasgos delicados, y esa clase patente en todos sus gestos.

La princesa que harta escapa para cortarse el pelo, y se enamora de un periodista que al final se queda escuchando al silencio en una enorme sala vacía.

En Blanco y Negro, los colores con aroma a clásico.

En alguna ocasión he deseado ser como ella, aunque solo sea para que me escriban como lo has hecho tú.

Miles.

Alfonso 2 de mayo de 2009, 22:36  

El cine, el bueno, claro, está hecho para hacernos soñar. Los que creemos en los sueños somos capaces de hacer muchas cosas.
Por ejemplo, en la foto de la derecha. Se ve que en el paraíso, los hombres son capaces de volar ;-)

Terapia de piso 3 de mayo de 2009, 1:57  

Coincidencia que hoy he escuchado como 10 veces Moon River...

Saludos, Hisae.

José Roberto Coppola

Noray 3 de mayo de 2009, 16:39  

Sólo en el banco y negro
están todos los colores,
sólo en el blanco y negro
están todos los sueños.

Un abrazo

Omar Magrini 4 de mayo de 2009, 8:54  

MArio, hay coincidencias que sorprenden, yo estuve soñando en estos dias en blanco y negro, no se porque, era tan real como cuando soñaba que fumaba y habia dejado el cigarrillo hacia como 3 años y mi media naranja me dijo ayer que habia soñado en tonos sepias. Será como dice Noray, solo en el blanco y negro estan todos los sueños.
Un saludo
Omar

Angel 4 de mayo de 2009, 13:01  

Audrey Hepburn.

Mira que era bella esta señora.
Le concedería el don de la inmortalidad.

Besos!!!

David Samayoa 5 de mayo de 2009, 16:30  

Me enamoro una y otra vez cuando miro una fotografia de esa Diosa...

Condevolney 5 de mayo de 2009, 18:17  

Nunca el tiempo se reflejo en Tiffany´s, ni hubo sonido en el mordisco del croissant, ni color en el café de Starbucks, el color como bien la denominas se llamaba Princesa Audrey.

Recibe un abarazo en blanco y negro, que como bien dice Noray, son todos los colores.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP