Debate

>> sábado, 16 de enero de 2010


El debate suscita pasiones.

La vida sin pasión no es vida y la vida sin vida es muerte.

Me encuentras reservado en mis pasiones

otrora viste en mí una felicidad muy efímera.

Yo vivo con instantes de bonanza cada día,

no me robes una sonrisa, una mirada, unas palabras.

Diáfana muselina enredada

en una urna de cristal opaco,

mientras el cielo se empeña en estar límpido, azul y alto,

que mirarlo,

los vértigos me aterran.

Queman tus mares verdes,

olas impropias de otro mar,

nostalgia inútil que transporta desencuentros en maletas de cuero,

cruzando los dedos para que el sabor sea de miel y tomillo.

Buscas palabras,

mis palabras,

tiendo las frases que en mí tanteas para no perderte,

ato con fuerza las letras a tus ojos para retenerte.

Aquí tienes el alimento buscado

sin necesidad de multiplicar panes, peces u otras viandas.





5 comentarios amigos:

Noray 16 de enero de 2010, 20:14  

Entre tanto buscar y buscar
creo haber encontrado
en los dos últimos versos
el verdadero maná.

Un abrazo

ANTONIO SEBASTIÁN 16 de enero de 2010, 22:15  

Te leo y te leo, y enter las palabras apareces rico, hermoso y nuevo.
Abrazos y afecto
ANTONIO

Terapia de piso 17 de enero de 2010, 11:51  

Es necesario reservarse algunas pasiones, inocentes u oscuras, pasiones al fin.

Un abrazo, Hisae.

José Roberto Coppola

¿? 17 de enero de 2010, 13:28  

Tal y como escribes, todo se puede multiplicar sin problemas

Gera 19 de enero de 2010, 11:57  

Hola MArio querido, te mando un gran abrazo!!!!

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP