Apaga la luz y vámonos

>> miércoles, 2 de abril de 2008


Y ahora, ¿cómo callo el rumor de tus palabras
que atormentan esta confusa cabeza?
¿Cómo oculto esas sombras
que dejaste dibujadas en cada esquina de mi vida?

Y dime, ¿acaso piensas que no siento ni padezco?
Al menos, dame aire que me ahogo,
o dame besos que taponen la herida sangrante
que quedó en la despedida,
cuando abandonaste precipitadamente la cama
que antes nuestros cuerpos habían calentado.

Y dime, ¿eres tú quien aún me llama
cuando busco el silencio de la pérdida?

Y dime ¿qué buscaste entre mis piernas?

15 comentarios amigos:

Christian 2 de abril de 2008, 22:58  

¿Cómo oculto esas sombras
que dejaste dibujadas en cada esquina de mi vida?


GENIAL esa frase!!!! Muy buena, igualmente el final...

Besos!

Chris

F e r n a n d o 3 de abril de 2008, 15:16  

Me gustó como fue subiendo el tono...
Habrá que dejar de sufrir no?, qué se yo.

Te dejo un abrazo, seguí escribiendo y ojalá pronto alguien apague la luz y se quede a desayunar al menos.

Fernadno.-

Markesa Merteuil 3 de abril de 2008, 19:03  

Maná en el desierto?

Ana Belio 3 de abril de 2008, 20:58  

Esto es lo que yo llamo desahogo emocional.

Algunas veces encontramos amores que no saben lo que buscan, por eso no saben ver lo que tenemos entre las piernas.

Un beso. O dos, dulce Mario.

Druid 4 de abril de 2008, 9:00  

Bonitas frases.
Quien busca solo que tenemos entre las piernas, no suele interesarse por las frases que pueblan nuestra mente.
Abrazos.

Omar Magrini 4 de abril de 2008, 15:58  

Brillante, Solo espero que sea una excelente ficción creativa y que no te haya sucedido.
Un afectuoso saludo y que tengas un muy lindo fin de semana primaveral.

Omar

Fabio 4 de abril de 2008, 16:48  

Palabras entrelazadas, que pese a la timidez, salen con sentido profundo. No solo estetico. Comparto con fer que habra que dejar de sufrir no?
un saludo
faBio

gaia56 4 de abril de 2008, 18:17  

me gusta mucho el tempo del poema y como va in crescendo.
rabia, melancolía, añoranza, y muchos mas aromas me produce.
el final excelente.
un beso

maRia 4 de abril de 2008, 22:35  

Muchas preguntas. Siempre me ha parecido que es mucho más doloroso no tener las respuestas que sentir el vacío que describe esto.

Me impactó la misma frase que a christian.
Un placer leerte.

Jorge 5 de abril de 2008, 7:44  

Tus textos siempre lo dejan a uno con un pensamiento para el rato...

¿Que es lo que buscaba? Solo ustedes dos podrán saberlo...

Saludos

La Caja de Sorpresas de Carmen 5 de abril de 2008, 9:39  

Y entre sombras de desprecio y caricias placenteras, vagamos por la vida...buscando ¿qué?.
Feliz fin de semana mi amado.
Mil besos

Franco DiMerda 6 de abril de 2008, 12:06  

Espero que la jefa de mierda que me dices que tienes no haya tenido nada que ver con el tono del poema. Saludos desde la acera de enfrente.

Ana Belio 7 de abril de 2008, 0:20  

Lo qué dice Druid es cierto.
Más que nada porque me ha sentado bien, leerlo.

Ana Belio 7 de abril de 2008, 0:20  

Un beso o dos.

Joseph Seewool 8 de abril de 2008, 12:46  

Si no puedes callarlas,
habla con ellas,
a través del murmullo
de las hojas de los árboles,
hasta que poco a poco se apaguen,
como se calma el viento.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP