Atención Sr. Alcalde: Aviso

>> miércoles, 2 de julio de 2008


Hoy regreso
a la montaña donde esparcí las cenizas de una vida,
a los amantes que no aman,
a los olores de geranio,
a las putas viejas y desdentadas,
a la vida que de nuevo supe me tocó vivir.
Y digo adiós
a sueños mal soñados y no cumplidos,
a deseos enjaulados en cárceles plateadas,
a los otoños sin lluvias
y cristales salpicados de lágrimas secas.
Y sonrío
al saberme afortunado por perderme en palabras nuevas,
en colores pintados de azules
y sonrisas que nacen al alba.
Y sigo vivo,
nunca moriré dos veces,
y por ello regreso
para acallar voces alcahuetas.

9 comentarios amigos:

cuchhhi 2 de julio de 2008, 9:49  

estoy encantado de leerte hermano de poesía, un saludo.

Francisco 2 de julio de 2008, 10:19  

Para mi lo que escribes hoy se trata de: ¿Qué es lo que deseo?, pues voy a por ello. No se puede estar pendiente del otro para que nos de felicidad. Siempre depende de nosotros conquistar la libertad, volverse mas consciente, mas real.
A veces no deja desorprendernos la conexión entre dos corazones, ese amor que nos empeñamos una y otra vez en volver literatura.
Abrazos
Franc.

Omar Magrini 2 de julio de 2008, 16:27  

Mario:
Un placer leerte nuevamente. Volví. Bellísima poesía. Asi, da gusto volver.

Un saludo.
Omar

Stultifer 2 de julio de 2008, 18:42  

Los amantes que no aman deberían estar prohibidos

El Principe 2 de julio de 2008, 23:27  

Sonrisas que nacen al alba,
que al alba nacen sonrisas,
que nacen sonrisas al alba,
nacen al alba que sonrisas,
nacen sonrisas al alba que,
sonrisas al laba nacen que,
al alba nacen sonrisas que,
al sonrisas que nacen alba,

Saludos amigo Mario, jugaba.

SOMMER 3 de julio de 2008, 7:55  

Vaya Mario, se te ve enérgico y con ganas de derribar fronteras. Bravo, sigue adelante... yo te sigo.

Abrazos amigo.

Nahunte_ 3 de julio de 2008, 9:22  

Es el tercer blog que leo, sin contar el mío, en el que la persona en cuestión decide lanzarse y vivir, eso me parece genial porque yo estoy en el mismo estado, como decía Bebe "pa fuera telarañas".
Como siempre veo que no has perdido nada del buen gusto y la belleza armónica que reflejan tus composiciones, es un placer leerte después de este paréntesis.
Saludos.

Miguel 3 de julio de 2008, 17:16  

De vez en cuando hay que parar, renovarse y empezar de nuevo para pelear con más ganas.

Animo

Nos vemos

Ana Belio 5 de julio de 2008, 20:51  

Yo también tengo los cristales salpicados de muchas lágrimas secas.

Esas lágrimas dejan su huella...igual que tú dulce Mario.

Bsss.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP