No sonó aquel tango

>> jueves, 23 de abril de 2009


Mira las manos que un día tocaron tu cuerpo,

como deshicieron los encantos de un encuentro,

y esa boca que besaste antaño

está inundada de testigos que vieron tu ausencia.

No derrito palabras en momentos ya pasados,

si bien queman instantes auspiciados.

Temo que la luna condecore mi noche yerma,

pues ni estás

ni tatúas nuevos abrazos en mi cuerpo.

Ata amoríos y deidades

por si vuelves a atrapar más soledades.





15 comentarios amigos:

Gabriel 23 de abril de 2009, 19:00  

Hacia tiempo que no pasaba por aquí, y la verdad que volver y encontrarme con tan hermosas palabras es muy bonito. Éxitos amigo!!

Ana Belio 23 de abril de 2009, 20:01  

No estará en presencia, porque en ti, en tu alma, sí está de forma muy tangible; algo normal viniendo de ti, que eres un elenco increíble de sentimientos y emociones.

Sé es poeta cuando se expresan las emociones de los recuerdos como lo haces tú, sé es más, cuando dedicamos versos a lo que nos negaron o a lo que no nos dieron.


Miles, mi dulce Mario.

Ana Belio 23 de abril de 2009, 20:02  

Y también a lo que no dimos nosotros...

Luzzy Duran 23 de abril de 2009, 20:37  

Tenía tiempo de no pasar a leer tan exquisita poesía y reunir mis astros alrededor de tal belleza, me he dado un respiro en el intermedio de la comida y me ha encantado lo que has escrito, mis mejores deseos.
Besos y abrazos etéreos.

Markesa Merteuil 23 de abril de 2009, 23:46  

Atar nunca funciona.

pensamientos 24 de abril de 2009, 4:43  

Cuanta pasión le has puesto, muy bello realmente!

Francisco 24 de abril de 2009, 16:33  

Cuando nos vamos al pasado o al futuro es por no estar bien en el presente. Muy bonito Mario.
Abrazos
Franc

Alfonso 24 de abril de 2009, 23:23  

Si en la ausencia escribes estas cosas tan bonitas, que no hablarás en las presencias :)

Noray 26 de abril de 2009, 15:57  

Duele la ausencia
pero duele más la soledad
cuando se navega
sobre mar violento.


Un abrazo

Francisco 26 de abril de 2009, 21:21  

Ayer estuve viendo “Los abrazos rotos” y me acordé de ti Mario. Supongo que la belleza de tu isla, el preguntarme si andarías lejos de aquél paisaje…quien sabe.
Ya veo que has pintado las paredes del blog. Cambio de imagen. La foto muy buena.
Besos
Franc.

Omar Magrini 26 de abril de 2009, 22:13  

Mario, sólo te falto poner los acordes de un viejo bandoneón o un tangazo de gardel... por una cabeza...
Muy bueno te quedó el blog!!! Felicitaciones, muy buenas las fotos que subiste!!! Dicen que renovarse es vivir!!! Enhorabuena por los cambios!!!
Un saludo desde la destemplada madrid
Omar

Nerina Thomas 27 de abril de 2009, 6:44  

Muy buen post. Tu palabra sale del alma y desde ese lugar, todo es exacto.
Me trajo "Alfonso", mi gran amigo andaluz!!
un placer llegar hasta tu casita.
Se respira poesía y de la profunda.
un cariño

Dámaso Bahamondes 28 de abril de 2009, 6:56  

Como siempre un agrado pasar por tu blog, y más ahora que me encuentro algo relcionado con el tango, me apasiona.

Te invito a ver mi nuevo y unico blog que tengo hoy por hoy, el anterior lo cerré porque abrire una pagina web que contendrá todos mis poemas y novelas.

Besos y mucha suerte.

Cemanaca 28 de abril de 2009, 10:37  

Nostálgia 100%
y deseo que esperanza en igual cantidad.

Saludos conversos.

David Samayoa 28 de abril de 2009, 15:46  

Un tango tiene ese efecto...

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP