En el desierto también llueve

>> martes, 6 de mayo de 2014


En el desierto también llueve,
me cuentan mientras intento escribir entre las líneas transversales que dirigen el tráfico de mi lunes.
El resto del día acaba sosegado y sin recuerdos
aunque por la noche, imagine esa lluvia cayendo en el desierto,
mojando mi cara,
y regando de flores la madrugada.
El martes seguramente no sea un gran día
si acaso no puedo escribir acerca de esa vida que ansío.
¡Llévame a esa vida! -sueño.

Mientras, llueve.

Llueve en el desierto.
Y los días pasan acumulándose en el calendario
como la arena se termina por acumular en el viejo reloj de cristal.
Y cuando se caducan los minutos,
cesa de llover en el desierto
y las pocas gotas que caigan serán quimeras en horas de estío.

Mientras, llueve
y las líneas continuarán rectas  y trataré de escribir
aunque el teléfono me avise que he de huir
y la imagen del desierto me grite.
Sí, dicen que también llueve en el desierto.


©Hisae 2014


5 comentarios amigos:

Javier 7 de mayo de 2014, 3:40  

Me gustó.

TORO SALVAJE 7 de mayo de 2014, 18:28  

Poemazo!!!

Saludos.

Anónimo 9 de mayo de 2014, 11:38  

¡ Precioso!.
Un abrazo
Franc.

elisa lichazul 11 de mayo de 2014, 19:57  

un hermoso y rotundo poema
felicitaciones

© José A. Socorro-Noray 11 de mayo de 2014, 23:10  

La lluvia es casi siempre
una simple quimera
que anega nuestra memoria.


¡Bravo por este pedazo de poema!

Un fuerte abrazo.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP