Juega que ella es hoy la luna

>> martes, 23 de octubre de 2007


Y él la toma de la mano para que no caiga
cuando apenas ya sus pies pisaban tierra,
y sigue distraída
jugando que ella es hoy la luna.
Sus dedos blancos, delgados y fríos
apenas abarcan su mano,
su cabello flota en el viento
como la pluma desprendida
del ave que ahora vuela,
y sigue distraída
jugando que ella es hoy la luna.
Suspira él al verla,
sonríe y lagrimea
¿dónde fue su vida?
¿por qué se la robaron?
Y ella ya no puede amarle…
…por que está distraída
jugando que ella es hoy la luna.
Copyright © Mario M. Relaño–Todos los derechos reservados

2 comentarios amigos:

marciano 24 de octubre de 2007, 18:06  

Hola amigo, quizá es mas amable jugar hacer luna, yo juego a hacer Marte, solo ahí me siento a mis anchas y puedo ser yo mismo, entonces me quito las mascaras que utilizo a diario para vivir en sociedad.
Me baje de las tablas y me convertí en un personaje, pero así soy feliz, soy un personaje pleno.

Un fuerte abrazo…

Mariano de Toledo…

Anita 7 de noviembre de 2007, 3:36  

Que bello poema...me encantaron los primeros versos, tienen mucha dulzura.
Un gusto pasar por acá, trataré de venir más seguido :)
Besos!

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP