Cuando no queda nada por llorar

>> sábado, 8 de marzo de 2008


Es el aplauso que recibe
en la vida que va perdiendo con cada inhalación,
quedará atrás el maleficio de la unión,
ese antro del escabroso matrimonio.
Suplente creyó de alguien que nunca supo,
amilanarse fue su rutina,
no hubo treta, ni descanso,
el grito fue su pan,
el dolor convertido en el color del cielo.

Iletrado el creador de la vida juntos
que condenó su cuerpo al castigo
y convirtió su celda en la más fría;
sólo cuatro soles honraron su vivir,
un vivir asediado por el miedo,
designio del patente castigo.
Hoy tiembla su labio al narrar
los años de una vida gastada,
lágrimas que ya no llora al estar todo llorado,
y sonreír
lo olvidó en la tormenta,
el primer grito.

10 comentarios amigos:

Ángel 8 de marzo de 2008, 19:13  

¿cuantas lágrimas se habrán bebido y habrán sido calladas por cumplir el juramento de que sea la muerte la única que rompa unas cadenas no deseadas?....cuantas más se están callando.
Un abrazo Mario.

Miguelo 9 de marzo de 2008, 8:45  

disculpa por no pasarme por aquí antes. he estado muy ocupado.


esta muy bien escrito y eso del 'lágrimas que ya no llora al estar todo llorado' esta muy bien buscado.


un saludo

charlioe 9 de marzo de 2008, 20:40  

Eres un cielo escribiendo, haces que podamos tocar lo que escribes con la llema de los dedos, hoy he tocado las más absoluta de las infelicidades.

charlie 9 de marzo de 2008, 20:41  

yema.

coño.

Anónimo 9 de marzo de 2008, 21:18  

Lágrimas vertidas, cuerpo extenuado, resignación aceptada...Algún día llegará el descanso.
Biquiños mi amado.

Jorge 10 de marzo de 2008, 3:10  

Me pusiste al piel de gallina con tus versos...... Realmente bellos aunque muy tristes.

Saludos

Ana Belio 10 de marzo de 2008, 19:15  

Estoy de acuerdo con Charlie.

Tienes una sensibilidad muy patente cuando escribes, la sensibilidad es un tesoro.

Transmites mucho Mario.

Me gusta mucho leerte...gracias.

Markesa Merteuil 10 de marzo de 2008, 23:15  

Lamentablemente para muchas la dicha fue sinónimo de enviudadr. Para otras el único consuelo, la muerte, capaz de acallar por fin todo cuanto...

Joseph Seewool 11 de marzo de 2008, 0:04  

Caray, me has dejado con el corazón encogido y la cabeza con mil ideas para reflexionar.
Abrazos pensativos.

sohno 11 de marzo de 2008, 14:12  

La violencia contra quien quieres es algo incomprensible Mario.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP