La carta

>> domingo, 2 de marzo de 2008



(La carta – Pedro Bueno Villarejo)


Mi querido día.

Y van marcando las agujas de mi reloj los segundos, después los minutos, .... y se va pasando el tiempo. Y lo que antes era un buenos días se convierte de súbito en un buenas noches. Y no encuentro la manera de detener este tiempo que me angustia.
Y los días van amaneciendo, unos azules otros grises, pero siempre amaneciendo. Y siempre un día diferente, nunca el mismo.
Hay días de cielos azules que son muy grises, y no encuentro sonrisas, ni miradas.
Y hay días grises que son multicolores, donde una sola palabra se convierte en sangre y bombea mi corazón.
Y es esto mi vida, mi querido día. Con alguna sonrisa y también con alguna lágrima.
Pero siempre deseando que siga corriendo y me traiga palomas mensajeras con buenas nuevas.
Que me traiga también tu recuerdo.

Te envío besos, en sobre cerrado y con sello.
Te envío muchos, he pagado sobrepeso.

14 comentarios amigos:

Markesa Merteuil 3 de marzo de 2008, 12:50  

Ningún costo debe limitarnos a medir los besos con los que llenar de colores todo cuanto se alza al paso de la mirada de otro, a quien le regalamos nuestra ternura, para así dejar cabida a otra nueva, naciente y ansiosa de regalarse.

Ana Belio 3 de marzo de 2008, 17:41  

"Hay días de cielos azules que son muy grises"

Hay días repletos de voces, mientras, la soledad te abraza y el silencio te nombra...pero siempre vuelve un nuevo amanecer.

Un abrazo Mario.

Franco DiMerda 3 de marzo de 2008, 19:46  

Hola, Mario.
Al revisar tu blog reconozco ese camino empedrado que significa compartir el interior de uno con los demás.
Leí que trabajabas en un hotel. Espero que te traten bien o, en todo caso, no te traten tan mal. Un saludo desde la acera empedrada de enfrente.

Ángel 4 de marzo de 2008, 22:43  

y cuantas veces son las lagrimas azules y las sonrisas grises..... pero son eso, sonrisas y lágrimas que marcan nuestro dia a dia.
Me pierdo en tu espacio y no quiero encontrarme.
Un fuerte abrazo Mario.

charlie 4 de marzo de 2008, 23:15  

Hay días que te hacen una herida, que sabes que no sanará.

Qué perseverante eres, sabiendo como es correos, y tu sigues mandando cosas por carta.

Miguelo 5 de marzo de 2008, 15:53  

dias grises multicolores... que bonito

Miguel 5 de marzo de 2008, 22:33  

Que las palomas te lleguen repletas de buenas nuevas.

Nos vemos

Oscar 5 de marzo de 2008, 22:36  

Bonita carta Mario.
Yo de vez en cuando escribo alguna a alguien, no me gusta perder esa tradicional forma de escribirse, ese gesto tan humano.

Un abrazo.

Christian 6 de marzo de 2008, 4:41  

Ay! hermoso Mario, de los que más me gustaron... Te felicito!

Chris

David Samayoa 6 de marzo de 2008, 18:56  

La distancia hiere la cercania del centro del corazon...

Del Verso al Labio
http://davidss79.blogspot.com

ALE LAVALLE 7 de marzo de 2008, 2:02  

AMANECE, QUE NO ES POCO!


ABRAZO

PARANOICO ILUSIONISTA 7 de marzo de 2008, 21:40  

Da igual los colores con los que amanezca el día, da igual las sensaciones. Vivamoslo con intensidad vengan como vengan, dejemosnos sentir vivos en cada día que amanece.

sohno 11 de marzo de 2008, 14:14  

Preciosa carta. Y la imagen le va perfecto. ¿Soy solo yo quien piensa que los mensajes instantáneos nos han robado algo de ilusión?

Luis 23 de marzo de 2008, 2:18  

Muy bueno

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP