Le rogaba más minutos al día

>> martes, 6 de enero de 2009


Foto: Hisae&Jero
















Miraba por encima del cristal de mis gafas,

incrédulo,

después de saborear las gotas de saliva que resbalaban por la comisura

de sus encarnados y apetecibles labios.

Hablaban los dioses

cada vez que salía a su encuentro.

Quedaron de par en par las puertas del gigantesco corazón,

para poder cobijar su alma, que le robé y ahora era mía.

Soñé,

con más segundos, nacidos en mi día, para regalárselos.

Soñé,

que rompía con nervio el papel que lo envolvía y encontraba mis manos

que le pedían agua

para calmar la sed de su ausencia.

En su lugar,

le alimentaba de besos que reparase la escasez de momentos juntos.

Aún así,

vivía.

Vivía los instantes que me quedaban para el abrazo,

los minutos de calor

y las lágrimas de la despedida.

Miraba por encima de las noches sin descanso,

sonámbulo,

para recitarle versos tan solo hoy rimados.

Sólo poesía.


14 comentarios amigos:

Noray 6 de enero de 2009, 22:26  

No era un sueño,
era vaciarme
y llenarme,
es desaparecer
en el latido
de un instante
rebosante de eternidad,
es engendrar en la oscuridad
la luz del pleno día,
es simplemente ser poesía.


¡Vaya regalo de Reyes más espléndido! ¡Gracias!

Un fuerte abrazo

Ana Belio 6 de enero de 2009, 23:16  

Sólo poesía eres tú dulce Mario, poesía en tus palabras, gestos, pensamientos...

Eres una de las estrofas más rimadas y sensibles que encontré en este último año.

Miles

Terapia de piso 6 de enero de 2009, 23:39  

Vivir los instantes para dibujar el momento que tanto se ha esperado.

José Roberto Coppola

Cemanaca 6 de enero de 2009, 23:53  

Tierno erotismo el que se desprende de tus palabras...

Nuevos saludos conversos.

Alfonso 7 de enero de 2009, 0:51  

Que será lo que nos pasa a los que usamos gafas que para mirar las cosas que nos interesan, lo hacemos por fuera del cristal. Misterios de la óptica y del amor.

Juan Cairós 7 de enero de 2009, 10:07  

Ya empiezo a dudar de si eres un brujo del amor o te ha hechizado el amor brujo, la cosa es que estás lleno de magia...y deseo...y amor...y fuego.

Cada línea tuya es un amasijo desesperado de energías que viajan.

Precioso, Mario, eres increíble.

Angel 7 de enero de 2009, 13:18  

Tremendamente bonito... sí señor!
Suerte de destinatario de tales sentimientos.
Besos, Mario!

Luzzy Duran 7 de enero de 2009, 15:47  

encantadora poesia, llena de sueños que encuentran al amor profugo que se escapa a través del tiempo.
muchos bess y abrazos etéreos :D

CondeVolney 7 de enero de 2009, 22:06  

Dentro de ti siempre debe de ser primavera o solsticio de verano, pero siempre luz, una descomunal luz que ilumina más allá de tu poesía, allá donde habita lo inasible invisible ínclito incognito que solo tu regalas cada día, buscando más segundos, arrebatados al tiempo irrelevante que es tu verso.

Un fuerte abrazo, estrella que iluminas la poesía.

©Claudia Isabel 7 de enero de 2009, 23:16  

Excelente poema!
Un gusto leerte
Saludos desde Buenos Aires
desde "La perla de janis"

AFRICA 8 de enero de 2009, 18:29  

"alimentaba de besos que reparase la escasez de momentos juntos"

Que mejor alimento para el amor.
Precioso poema

Cemanaca 9 de enero de 2009, 10:04  

Hola Mario.
Te deseo buen finde.

Saludos conversos.

David Samayoa 9 de enero de 2009, 15:57  

Solo la poesía nos puede alimentar de sueños...

alerts 22 de febrero de 2009, 13:58  

It seems my language skills need to be strengthened, because I totally can not read your information, but I think this is a good BLOG
jordan shoes

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP