He labrado mi jardín

>> lunes, 23 de febrero de 2009

Foto: Hisae&Jero


He labrado mi jardín.

Le quité todas las malas hierbas que me acuciaban

y planté las flores de las palabras que me regalaste

en el arriate del centro de mi espacio,

rodeado de un césped multicolor recién regado.


Me susurras aromas

incluso en noches de viento cálido sin olor.

En aquel tiempo, sabía leer entre líneas.


Tornami a mente il dí che la battaglia

d´amor sentii la prima volta, e dissi:

oimè, se quest´è amor, com´ei travaglia.


Che gli occhi al suol tuttora intenti e fissi,

io mirava colei ch´a questo core

primiera il varco ed innocente aprissi.*


Tu amor me daba vértigo

cada vez que lo definía como sensación física.

Lamerte era probar tu sabor

si acaso tu sudor era jugo de pétalos.

La dolorosa ansia de poseerte crecía.

Me mirabas mientras tu sombra permanecía recostada

del árbol más viejo del jardín.

La claridad con que veía tu silueta,

calcada en el agua de la fuente,

me provocaba las ganas de desnudarme ante la nada.

Llorar,

hubiera sido lo fácil.

Amarte,

sentido común.

Buscarte, todo un reto.

Trepé entonces hacia los balcones del cielo

esperando ver reverdecer mis esperanzas.


* (Vuelve a mi mente el día que la batalla

de amor sentí por vez primera, y dije:

¡ay, si esto es amor, cómo atormenta!


Que con los ojos en el suelo siempre absortos y fijos

yo contemplaba aquella que a este corazón

abrí primero la puerta sin saberlo.


EL PRIMER AMOR – Giacomo Leopardo)



17 comentarios amigos:

Stanley Kowalski 23 de febrero de 2009, 20:19  

Bellísimo texto, me encantó.

BESOS

Juan Cairós 23 de febrero de 2009, 20:20  

Wow Mario,qué declaración...Jugo tu sudor, buenísimo, y el extracto-guiño a Leopardi, exquisito.

¡No es que estés lleno de pasión, es que la pasión está preñada de tí!

Precioso, como siempre y seguramente para siempre!

Alfonso 23 de febrero de 2009, 22:01  

No tiene nada que ver, pero me has recordado una canción que cantaba mi vecina jugando a la comba cuando eramos pequeños... jardinero (a) tú que entraste en el jardín del amor, de la planta que sembraste dime cual es la mejor, la mejor será una rosa que se vista de color... y luego, le daba un beso a alguien del corro y volvía a saltar. Será que el amor tiene mucho que ver con los jardines. Por eso has escrito lo que has escrito de la manera tan bonita como sólo tú sabes hacerlo. Un abrazo por todo. Alfonso.

Ana Belio 23 de febrero de 2009, 22:36  

El primer amor Mario...yo al mío todavía le tengo agarrado con hilos de seda, y es curioso a pesar de los años, nunca se rompen.

Precioso, precioso.

Miles.

TQ

Noray 23 de febrero de 2009, 22:41  

¡Qué belleza! Tú y Leopardi juntos en un mismo poema. ¿Se puede pedir más?

"planté las flores de las palabras que me regalaste" ¡Sublime!

Un abrazo

Terapia de piso 24 de febrero de 2009, 3:14  

El amor da vértigo. Eso es cierto.

José Roberto Coppola

Haldar 24 de febrero de 2009, 4:36  

El amor es dolor, es sufrimiento, es un puñalada que deja una herida sangrante por siempre, es una abertura en los recuerdos que no se pueden olvidar, es un vacío en los pulmones que no teja respirar, es una angustia en la piel que desea mas y es unos labios abiertos en búsqueda de mas dolor.

Thiago 24 de febrero de 2009, 12:56  

El amor como jardín sediento de agua? bueno, cari, este año te salvas que no hay sequía....!

bonito texto y bonita inspiración, suena mejor en italiano, pq tiene una musicalidad que me encanta... Me has llenado tanto el cuerpo y el alma de aromas de pétalos y yerba fresca que me voy a tirar le Retiro, a retozar en el prado sin camiseta para que el cesped recién cortado acaricie mi cuerpo como tu lo haces con el resto de mis sentidos....

Bezos.

Markesa Merteuil 24 de febrero de 2009, 13:52  

:-) Licuándose en la entrega...

El Peregrino Ruso 24 de febrero de 2009, 21:18  

Solo decir que me haces gozar con tu post y no dejes nunca de escbrir, abro tu blog todos los dias, Un beso

Druid 25 de febrero de 2009, 12:41  

De una cosa discrepo: todo jardín perfecto ha de exhibir su mala hierba, de lo contrario no está completo.
Como siempre, maravilloso texto.
Apertas.

ANTONIO SEBASTIÁN 25 de febrero de 2009, 19:04  

De nuevo al verso, mi querido MARIO, hermoso y conmovedor.
Como tu mismo, MARIO. A seguir así.
TE QUIERO
DIOS te bendiga
ANTONIO

elvientoenlasvelas 26 de febrero de 2009, 10:25  

Precioso, niño.
"Amarte,
sentido común". Nada más cierto. No hay otra: amar, dejarse arrastrar y perderse.
Besicos.

Thiago 27 de febrero de 2009, 11:10  

Que bueno el dibujo de arriba de tu blog de Africa hundiéndose y la patera encima, cari...

Bezos.

Condevolney 28 de febrero de 2009, 18:52  

Pasión, pasión en carne viva al expresarlo, bellísimo y haciendo pócima con unos hermosos versos de Leopardi, todo un hartazgo para mi alma en paro.

El Farol de mi alma casi apagado, solo vuelve a la vida a tu lado, o al de tus versos.
Recibe el abrazo más deslumbrante que tus ojos puedan soportar y con la fuerza del mar, ese mar que dices que es el mismo que el de los demas, bueno son tus palabras las que lamo.

SOMMER 1 de marzo de 2009, 11:49  

Fantástico Mario. Como todo lo que escribes.
Abrazos amigo.

David Samayoa 4 de marzo de 2009, 22:32  

Me recordo mucho la poesia de Lorca...

Bello...

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP