... y es después

>> domingo, 10 de febrero de 2008


… y es después, cuando llega la noche
y las nubes desaparecen por la invasión de la oscuridad,
cuando las bocas quedan calladas
pues el sueño las atrapa,
y son estos quienes se apoderan de nuestra vida.

… y es después, cuando los ojos cerrados se despiden
olvidando quienes fuimos,
poniendo quizás caras extrañas en cuerpos que no son nuestros,
al soñar que estamos juntos
aunque quizás nunca nos hayamos visto.

… y es después, cuando llega el momento de tenerte,
cuando lo irreal se convierte en algo cotidiano
y mis besos reprimidos son actos de amor verdadero,
aunque siempre temiendo que llegue el sol
y descubra nuestras verdaderas intenciones.

10 comentarios amigos:

aiNOha 10 de febrero de 2008, 21:45  

Te vi en el blog de Miguelo, y al entrar y leer esta maravilla no podía irme sin dejarte mi huella.
^^ Que bonito...

Besos

Saludo dietético 10 de febrero de 2008, 23:32  

Mas de una vez los sueños se apoderaron de mi razon...
Te dejo un beso!

Currito 11 de febrero de 2008, 15:36  

Lo que verdaderamente pretendéis... Interesante, jejeje. Besos.

Druid 11 de febrero de 2008, 16:33  

Sueños y realidad se mezclan hasta hacerse uno... ¿no te ha pasado nunca?....

Miguel 11 de febrero de 2008, 19:26  

Fue una alegría verte por mi blog. Espero no sea la última vez.

Un placer. Nos vemos.
http://madridfotoafoto.blogspot.com

PARANOICO ILUSIONISTA 11 de febrero de 2008, 21:04  

Que bien te apoderas de las palabras para darles formas que vuelan en la imaginación...no cambies. Me quedo con los momentos en los que los sueños se apoderan de mi vida.
Un saludo

Miguelo 12 de febrero de 2008, 8:04  

sueños + deseo = realidad mas perfecta

un abrazo

lágrimas de mar 12 de febrero de 2008, 10:18  

y es después cuando el amor se convierte en amado y el beso en besado

besos besados para ti

lágrimas de mar

Nahunte_ 13 de febrero de 2008, 8:28  

Ciertamente la intimidad que da la noche, la oscuridad...la complicidad de dos miradas, de un sólo y único deseo...ummm el deseo causa de perdición y motivo de inspiración otras veces.
Ahora bien, después hay que regresar a la realidad, poner los pies en la tierra ¿o podemos mantenerlo? Al menos se intenta.

Ángel 16 de febrero de 2008, 17:58  

y es después, que despierto y te has ido, pero queda tu sabor en mis labios, y en la hundida almohada perdura tu olor....
Soñar con vivir esto despiertos, eso nos mantiene vivos.
Un abrazo, Mario.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP