Falsas deidades

>> martes, 13 de mayo de 2008


Tardé tiempo en darme cuenta,
en acostumbrarme,
de la existencia sólo del roce,
que erizaba siempre mi piel.
Las imágenes no eran más que juegos
provocados por una estúpida cabeza
y el par de niñas de mis ojos.

Amar por amar,
por tener algo que amar
sin convencimiento.

Sufrir por sufrir,
por tener a quien llorar
estando seco de lágrimas.

Sólo son falsas deidades
amadas cientos de veces en vida.
Pero siempre quedé solo,
o acaso con el dios que supo besarme
y dejó algo más que la marca de sus labios en mi boca.

A Ferni, por compartir siempre conmigo mis falsas deidades…

20 comentarios amigos:

Isabel 13 de mayo de 2008, 12:30  

que bonitas palabras. tienes un blog muy especial.

besitos isabel

Jorge 13 de mayo de 2008, 15:09  

Bonito poema, ¿amar por amar?, cuántas veces pensamos que amamos y realmente no es amor. Un saludo

Nacho Hevia 13 de mayo de 2008, 17:19  

Hay quien ama por /necesidad/ de amar; pero eso es amar.
Quien ama por amar sin convencimiento... ese nunca ha amado.
Y el que sufre por querer sentir lágrimas que resbalan sin tenerlas si quiera en el estanque del dolor...es un pobre.
Mario...tu poema genial...como siempre
besos con convencimiento!

Omar Magrini 13 de mayo de 2008, 18:24  

Mario, muy bueno el poema, como siempre. Hay mucha gente que "ama, por amar sin convencimiento" para no estar solo, porque no se banca la soledad, como dice nacho, ese si que es un pobre.
Queria informarte, hoy te subo a mi lista de blog que leo.Es excelente lo que escribis.
Saludos!
Omar

Germanico 13 de mayo de 2008, 23:51  

Muy bueno. Fue revelador. Me ha pasado en otras veces de mi vida y hoy leí en tus palabras esa realidad, es explicación.

"deidades", que palabra que encuadra en lo que expresas.

Abrazos

F e r n a n d o 14 de mayo de 2008, 1:33  

Felicitaciones como siempre, qué puedo agregar?
Yo estoy en la onda "menos es más", y al igual que con las obras de Nacho uno no tiene mucho para decir.

Hay que amar como si fuese la última vez, sino, no vale la pena.

Que viva el amor, el amor en serio, el que solo busca el bien del otro. El verdadero.

Gran abrazo para vos y para el amigo Ferni que te "banca" los sinsabores.

SOMMER 14 de mayo de 2008, 20:28  

Acaso, querido Mario, existe alguna deidad verdadera. Si la encuentras dímela.

Abrazos

Carmelux 14 de mayo de 2008, 20:50  

me sigues impresionando amigo

Nahunte_ 15 de mayo de 2008, 4:54  

Muy bonito y real el poema, diría que uno de los más reales ciertamente.
Muchas veces convertimos en deidad a alguien es humano, quizas el dolor viene cuando aceptamos o tratamos de encajar todos los defectos que como humano cometió con nosotros.
Un saludo.

** MARÍA ** 15 de mayo de 2008, 8:05  

Es sinceramente muy bello tu poema, me quedé casi sin palabras cuando lo leí, por la forma en que lo escribes, por la forma en que lo transmites, por la forma en que lo regalas, por la forma tan sutil con que nos muestras tus deidades.

Ese dios que te besó y dejó algo más que la marca de sus labios en tu boca...niegas su también deidad, o reconoces la esencia de un ser divino?

Un placer haberte conocido, te encontré en el blog de Fernado. Tu visita siempre será muy bien reciba en mi espacio.

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **

Joseph Seewool 15 de mayo de 2008, 8:45  

Amar por el puro placer de amar.
No encuentro engaño, ni siquiera autoengaño alguno en ello.
¿Podría ser -no se si una deidad- pero sí algo verdadero?

Aiara 15 de mayo de 2008, 10:20  

Mi mofletes, eres un crack, que suerte que existas....
Un beso casto pero húmedo.

maRia 15 de mayo de 2008, 10:53  

Supongo que no soy la única que se pueda ver reflejada en esto.
Siempre que te leo, tengo la sensación de que lo primero que se me ocurre decirte es "jo, tío, cómo me gusta lo que escribes".
Está demasiado dicho.
Pero es cierto.
Quality.

Pasion_intima 15 de mayo de 2008, 12:53  

Precioso

Nosotras mismas 15 de mayo de 2008, 15:25  

Hola,

Anímate a seguir la historia. Tod@s lo estamos deseando.

Besos.

Eterna 15 de mayo de 2008, 17:56  

Muchísimas veces entregamos el corazón voluntariamente, como quien ofrece un posible contrato. Como quien le propone a alguien apuntarse a un plan...
y muy pocas veces en la vida nos lo roban.
Amar por amar,
sabiendo que amar, aún siendo de esa manera, es una de las cosas más grandes que podemos hacer en esta vida.

Ana Belio 15 de mayo de 2008, 22:27  

Querido y dulce Mario, a menudo, estamos tan necesitados de cariño, que damos amor, a quién no sabe interpretarlo.

Pero una cosa es cierta, que más vale amar, que ser amado, aunque también es hora que nos amen...

Bss..

Estuve alejada, pero ya ves que no olvido a quién aprecio.

Nut 15 de mayo de 2008, 22:41  

Qué bonito y qué real, lo de las irreales deidades... Besos, ojitos de mar ;)

Fabio 16 de mayo de 2008, 15:51  

Amar dure lo que dure... un minuto, una hora, un año, un siglo... lo importante es amar
bellísimas palabras
como siempre!
te animas a recoger algoen mi blog?
un besazo

Fernando 19 de mayo de 2008, 10:51  

Caro Hisi los dos descubrimos hace tiempo aquel sabio comentario que decía : "cuando los dioses nos quieren destruir primero nos vuelven locos"; por eso decidimos hacernos agnósticos aunque nos nacieran creyentes.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP