Reflexiones (egoismo)

>> miércoles, 14 de noviembre de 2007

Demandas el cariño que no entregas,
me muestras unos ojos que son ciegos,
¿dónde ves el color de mis palabras,
si ni aún agua corre por el río de tu cuerpo?
¡Oh maldad que no supiste enamorarte
de los aires que soplaban en tu estepa!
¡que soledad es que te pesa ahora!
sola,
cabizbaja,
sin más aliento,
¡que dolor de soledad estás sufriendo!
No tardes en pensar lo que es o no justo,
recuerda que la vida se va gastando,
y con cada inhalación de aire que respiras,
mueres un instante,
y será triste morir con amargura.
Copyright © Mario M. Relaño–Todos los derechos reservados

6 comentarios amigos:

Joseph Seewool 14 de noviembre de 2007, 22:33  

Desearía morir con alegría, satisfecho de haber vivido intensamente, para ello
con alegría trato de vivir.
Bendigo la vida,
para que ella me bendiga.

Francisco 15 de noviembre de 2007, 9:13  

Nuestro lado oscuro también forma parte de nuestro ser, es bueno aceptarlo y seguir viviendo, luchando por crecer y ser más felices. A veces ese egoismo no deja de ser el espejo de nosotros mismos. Precioso poema Mario.
Un abrazo
Franc.

Mariano de Toledo 16 de noviembre de 2007, 21:03  

Querido Mario, resumo te hermoso poema en esta frase, (((quiero vivir siempre loco y morir cuerdo))).

Un gran beso…

La Caja de Sorpresas de Carmen 17 de noviembre de 2007, 13:30  

No dejemos morir cada instante,
sin saborear las mieles del amor.
Amor se respira en tus poemas, amor y desamor en compañía.
Feliz fin de semana mi amado, biquiños con todo el amor que nos rodea.

Currito 19 de noviembre de 2007, 16:10  

Es bonito pensar que se puede morir con alegría. El amor no correspondido duele, no obstante, es bello, pues es amor. Un beso.

Haykus 20 de noviembre de 2007, 18:32  

Morir con alegría, vivir con alegría y sentir con alegría el recuerdo de quien murió llevándose con él ese amor único.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP