Deshechos, estancias vacías y olores

>> sábado, 1 de noviembre de 2008


Casto mi pensamiento era,

si viendo tu semblante

imaginaba cantos marineros,

y jamás sentí la estancia vacía, llana,

agolpada de olores en mosaico

de tus amores con amantes.


Adicto a ti,

valeroso ermitaño a tu cripta acudo,

íntegra devoción desde tu promesa

de regalarme el cielo por Navidad.

Desposado y ciego

de orfanato avenido,

imploro justicia

por puta maltratada.





16 comentarios amigos:

Stultifer 1 de noviembre de 2008, 19:47  

A las putas no se les da justicia. Se les da dinero.

Dámaso Bahamondes 1 de noviembre de 2008, 19:56  

mantengo lo dicho en la entrada anterior, me sigues sorprendiendo, besos.-

Ana Belio 1 de noviembre de 2008, 20:16  

El cielo azul es un bonito regalo, y más aún si te lo dan todo el año.


...Y también se les da respeto...

Increible poesía dulce Mario.

Bss.

Alfonso 1 de noviembre de 2008, 20:19  

Desde luego, que regalar el cielo por Navidad, si es que es una buena idea, es el único que lleva la estrella de oriente :)

Noray 1 de noviembre de 2008, 21:02  

El poema de hoy es excelente.

A veces,
quien nos ofrece
regalarnos el cielo
termina por hundirnos
en el infierno.

Un abrazo

Druid 1 de noviembre de 2008, 22:33  

A todo el mundo se le da justicia... de lo contrario serias alguien injusto.... por lo tanto, peor que quien en frente tienes.

Si alguien te regala el cielo, sospecha... probablemente sea un farol...

Apertas.

Un cura 2 de noviembre de 2008, 8:07  

Felicidades por este blog, nunca te he escrito, pero hace tiempo que leo tus cosas. Tanto que eres de los que me has animado a abrir mi propio blog y en ello estoy.
Felicidades, Mario, por tu profundidad, por lo que llevas dentro y por tus palabras.

TOROSALVAJE 2 de noviembre de 2008, 8:41  

Las putas son las personas más sinceras del mundo.

Honradas y transparentes.

A mí me preocupan el resto de personas.

Saludos.

Juan Cairós 2 de noviembre de 2008, 11:39  

Ahí se está viendo el poeta, has abrazado la sangre, ahora no la sueltes!

Perfilas tu orgullo invencible, deshechas lo vacío pero te sigues quedando los olores.
Por un espectro que te ofreció amor, y prefirió regalarsélo a una puta de alcantarilla - rumiante de esencias puras -,fabricaste un poema que es una espada, certera y emponzoñada, y has desangrado, primero a tu alma y despúes al amor, dando muerte, de paso, al destinatario de tus versos.

Me llegó tu árido vendaval, siroco que flagela la palmera...Poesía Canaria...Lorca estuvo cerca de tu vientre, querido Mario...

Ondina 2 de noviembre de 2008, 15:20  

Uf ! Es fuerte e intensa tu forma de escribir.
Vine a visitarte porque leí tu comentario en el blog de toro y me hizo gracia,es ingenioso e irónico,me ha sorprendido la fuerza de tus escritos.

Un abrazo

BLUE 3 de noviembre de 2008, 0:02  

intensidad en tus letras....un placer disfrutarlas.. abrazos
Blue

AFRICA 3 de noviembre de 2008, 15:12  

Probablemente lo mas sensato sea no esperar nada de las promesas para que no puedad decepcionarte, pero yo no soy tan sensata y pienso que hay que vivir con ilusión, aunque luego en el sufrimiento se implore justicia

Angel 3 de noviembre de 2008, 15:13  

No le hagas caso a Stultifer. A las putas se les tiene que dar mucho amor. Y un Rosario, que suelen ser muy devotas!
Eso sí!... ¡esperemos que en estos días de desconexión no las pase putas ni canutas! jajaj!!!
Mario... no escribas mucho en mi ausencia... O si lo haces, permíteme que pueda saborear tus palabras cuando regrese.
Besos, besos y más besos!
Angel.

Markesa Merteuil 4 de noviembre de 2008, 12:08  

Crudo.

Merce 4 de noviembre de 2008, 12:42  

Me resultó desgarrante y liberador.
Besos

Dark Angel 11 de noviembre de 2008, 22:46  

las putas.... las buenas putas de Dios.
Bravissimo!

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP