El veneno del suicidio más absurdo

>> domingo, 30 de noviembre de 2008


Ayer fue el adiós que no logró llegar a mañana,

pero el hoy permanece en mí como si bebiera aún los grados intensos de tu aliento.

Se rompió porque fue mucho,

fue tanto,

fue tan inmenso amor,

que nos regocijamos ante la idea de vivir para siempre

escondidos en la burbuja de cristal de lo imperecedero.


Se resquebrajó por usarlo incluso en domingos y festivos,

eran demasiadas horas ante un público ciego,

por eso no quiero que esta historia entristezca,

porque ni amé por amar,

ni hoy lloro por haber amado.


Tendrás una isla en medio de mil corazones,

siempre guardarás tú la llave de mi volver,

y ante la simpleza de una hoja cayendo del árbol

será igual el deseo de tenerte,

el veneno del suicido más absurdo,

el ansia de poseerte.



17 comentarios amigos:

Un cura 30 de noviembre de 2008, 17:10  

Esta vez soy yo el primero en comentar. Me parece mentira. Un poema muy propio de ti, Mario, con todos los elementos de tu melancolía...
No te olvides nunca, no es el amor lo que destruye, ni el amar es un suicidio. Es la posesión y el deseo de poseer lo que destruye al amor... y mata.
Un saludo.

Stultifer 30 de noviembre de 2008, 18:01  

Ya se sabe que todos los excesos son malos. Y pasa lo que pasa. Tengamos paciencia y prudencia la próxima vez antes de llevar a cabo alguna actuación.

Markesa Merteuil 30 de noviembre de 2008, 18:11  

Te he leído (casualidades) con esto de fondo: http://www.youtube.com/watch?v=Wjg3qmtT7Qo&feature=related

Realmente ha sido mágico. Y he recordado tanto... tan intensamente...

Markesa Merteuil 30 de noviembre de 2008, 18:11  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luzzy Duran 30 de noviembre de 2008, 18:14  

la posesion es el veneno del amor, prefiero la libertad a vivir condenada en el dolor de los celos que crean llagas que nunca cierran y terminan mutilando la esencia del corazón.
saludos y como todos tus poemas simpelemente geniales.

Juan Cairós 30 de noviembre de 2008, 19:41  

¡Qué intenso es el amor!
Ignoro si la poesía es contemporánea del amor, pero desde luego son inseparables.

Cómo te sacas, Mario...Tus entregas son como intervalos de grises y celestes; ya no, "o todo o nada",sino "o todo o te convierto en poesía".

Estaba mirando mis viejos poemas y me has animado a publicar uno de los que sepulté para siempre...

Un abrazo muy fuerte, amigo, estos versos duelen y te dejo a solas con tu dolor, pero me reservo el derecho de soñar lo que otros desdeñan...Eso sólo lo consigue un poeta.

Carmelux 30 de noviembre de 2008, 20:32  

¿porqué suele ir unido el dolor y la melancolía a la poesía? Cuando te leo se me queda el corazón encogido. Sorprendeme un día y regalame un poema alegre que no por ello será superficial. Muy de tarde en tarde pero aquí sigo. Mil besos amigo.

Juan Cairós 30 de noviembre de 2008, 20:58  

Recibido Mario, gracias y enhorabuena, da gusto ver tu muerte en verso, sepultada dignamente en ese cementerio de papel...

Yo también colaboro para un periódico, aunque mi sueño es crear una revista poética y de vanguardia, sobre los poetas de
"La Generación Apocalíptica", manifiesto que estoy acabando...

¡Felicidades, te lo mereces!
Y nuevamente gracias por el enlace.

Ana Belio 30 de noviembre de 2008, 21:21  

Yo también lo he recibido mario, iré en cuanto pueda.

Felicidades.

Amar implica dejar a los demás en libertad.

Bss dulce Mario.

Cemanaca 1 de diciembre de 2008, 0:57  

No viviré en estos días en que tu melancolía nuble la capacidad que tiene tu amor para borrar heridas.
Viviré en aquellos días que sin espacio y sin tiempo abrirás el sol de tu cielo al elixir de la vida.

Saludos conversos.

Francisco 1 de diciembre de 2008, 8:38  

Si no viese tu firma pensaría que este poema podría ser tuyo. Hacer honor a tu estilo, a tu forma…Amor-posesión. Posesión-amor-nostalgia…
Abrazos, Mario
Franc.

El Peregrino Ruso 1 de diciembre de 2008, 8:53  

Bonito comentario, realmente me ha puesto los bellos como escarpias. Pero creo que la melancolía no es buena y el verdadero amor todo lo puede. Un abrazo

Angel 1 de diciembre de 2008, 11:44  

Ultimamente estás que te sales. Si tus palabras son siempre bellas, hoy son especialmente bonitas.
Me ha encantado leerte hoy especialemente. Y especialmente, encontrar esos sentimientos que destilas!.
Ah! Y has salido guapísimo en la foto! jajaj!

Besos, Mario.

Thiago 1 de diciembre de 2008, 22:00  

Eso es lo mejor que he leído en mucho tiempo...nada de llorar por haber amado. Todo el que amó alguna vez debe regocijarse (esto suena cursi, pero no se me ocurría nada mejor) pues el amor no es algo que este al alcance de todos y muchos son los que pasan por la vida sin amor y sin ser amados nunca, por eso yo amo al amor.

Bezos.

Tita 1 de diciembre de 2008, 22:17  

Qué placer pasear por estos lares y encontrar tus letras, me guardo el camino, para otro buen momento.

besos

David Samayoa 2 de diciembre de 2008, 17:28  

la tristeza de una historia no podrá ser contada por alguien que amó por amar!!...

Noray 7 de diciembre de 2008, 21:49  

¡Exquisito, sublime!

¡Qué gozada es leerte!

Un abrazo

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP