Una mala prosa escrita en papel higiénico

>> sábado, 15 de noviembre de 2008


Una mala prosa escrita en papel higiénico o Los escritos quemados por una luna demasiado llena.


Dejé unos versos escondidos bajo una piedra, al lado del buzón más amarillo de la calle principal.

Eran panfletos reivindicativos, exigiendo y convocando, tardes de asueto, mañanas azules y noches de lujuria y placer.

Temí que la lluvia borrara la tinta de mis letras, que ríos de noches sin sueño corrieran por las calles, que ancianas paseando a sus cachorros mojaran sus zapatos en mis desvelos y que el tráfico impidiera hacerte a ti llegar mis deseos.

Esperé en el día y hora indicados, bajo un paraguas que resbalaba las gotas sobre mis hombros, e intenté distinguir tu silueta entre la multitud que se agolpaba para beber de los rendimientos de los bolsillos ajenos.

Nunca llegaste. Pero en tu lugar hiciste venir a un mensajero oculto bajo una gorra que le cubría.

En un sobre cerrado y mojado había una nota que decía: “No vuelvas a recitar versos debajo de mi ventana. Usa para ello el buzón más amarillo que hay en la calle principal”.


17 comentarios amigos:

Noray 15 de noviembre de 2008, 9:57  

Entonces no era la nota que yo le di al mensajero, en la mía estaba escrito: "No vuelvas a usar el buzón amarillo de la calle principal, continúa recitándome tus versos debajo mi ventana".

Un abrazo

Juan Cairós 15 de noviembre de 2008, 10:10  

Acabo de perfumar mi halitosis mañanera en el rocío que anoche dejó la luna llena, siempre llorona.
Como tu lluvia. Si los versos bajo la piedra no son leídos por ese ser, que sirvan de manta para los suertudos, alguno dará con ellos...
Me has dejado ensimismado, es muy bueno tu relato (una mala prosa...)
Julio Cortázar escribía sin medir, no hay principio ni final, empieza en su rayuela donde te de la gana, ese es el buen escritor, el que cuenta sin eje porque todo es bueno, no malo. Lo del papel higiénico es metafórico, pero puedo llegar a entenderlo.

Es de lo que más me ha gustado de tí, bueno, bueno!!!

¿Cuando publicas?

Ana Belio 15 de noviembre de 2008, 14:28  

Yo nunca te dejaría usar el buzón, tendrías que recitarme tus versos, cara a cara.

El amarillo nunca me gustó por eso lo disfrazo de ocre, con un perfume suave de otoño y nogales.

Bss

Ana Belio 15 de noviembre de 2008, 14:28  

¿Cuando publicas?

Merce 15 de noviembre de 2008, 20:24  

Me lo he leído dos veces. ¿Que pasó con el que espera? ¿Escribió esto en papel higiénico que fue lo que más a mano encontró en ese momento?
Cualquier sitio es bueno para plasmar buenas ideas, momentos de inspiración y sentimientos emergentes. Sigue recitando versos y no tires el trozo de papel que la historia ha de continuar ¿no?
Besos

Alfonso 15 de noviembre de 2008, 22:16  

Ummm,. te quiero, y yo también te quiero, pero sólo te quiero cuando me venga en gana.
Y hoy me lo dices debajo de la ventana. Y mañana por correo.
Pero sólo cuando yo te lo digo.
Porque yo te quiero y tú me quieres, pero aquí mando yo.
Que no se te olvide.

Geraldine 16 de noviembre de 2008, 2:04  

pasando a conocer tu blog, muy bueno, te espero en el mio...
siempre estamos esperando...

Thiago 16 de noviembre de 2008, 17:44  

No voy a comentar nada y este no es un comentario, solo es un "he estado aquí y pasé por tu blog", porque ya el primer comentario, el de Noray, me ha parecido tan acertado que no se me ocurre nada mas bonito que añadir....¡de verdad!

Bezos.

Stultifer 16 de noviembre de 2008, 23:34  

Hace mucho que dejé de enviar mensajes.

SOMMER 17 de noviembre de 2008, 9:42  

Vaya, parece que iba por buen camino, pues...

Abrazos amigo Mario.

Angel 17 de noviembre de 2008, 12:25  

Bueno... Yo te daré mi dirección para qeu me remitas esos versos.
Siempre serán bien recibidos!
Besos, Mario!

TOROSALVAJE 17 de noviembre de 2008, 18:08  

Mira que escribes bien. Alucino.

Saludos.

AFRICA 17 de noviembre de 2008, 18:59  

LO importante es que, de la forma que sea, lleguen los versos y mas aún, que alguien te los escriba

My 17 de noviembre de 2008, 22:58  

yo habría preferido que me los susurraras cada noche al oído..

Jorge 18 de noviembre de 2008, 3:03  

Buen escrito, no dejes de insistir tal vez luego quiera que se los recites al oído.

Saludos.

Kiko 19 de noviembre de 2008, 16:24  

Ai, como se pueden perder las palabras, que escritas se las lleva el agua y habladas el viento... Tenaz el trabajo del mensajero, y aún más el del fabricante de versos para ventanas y buzones.

David de la Merced 26 de noviembre de 2008, 19:02  

Me ha encantado. Me gusta el temblor entre triste e irónico con que lo recoges todo al final. Lo del 'buzón más amarillo' es impagables. A mí me recuerda a Buster Keaton, seguro e impasible en su determincación, aunque todo venga mal dado.
Abrazicos.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP