Poetae

>> martes, 25 de noviembre de 2008


Sólo era el reflejo de mi rostro frente a un espejo que delataba esas ojeras producidas por una mala noche. Este espejo era el causante de mis confesiones, el que escuchaba toda la verborrea que salía y yo no quería oír, a pesar de ser yo mismo quien la escupía. Mil veces labré mi deseo, esculpí mis ganas. Pero la gran torre caía en cada falso soplido, en el paso errado.

Y le preguntaba al espejo, empañado ahora de ese vaho que se hacía con todo el habitáculo:


- ¿Quién es poeta inmundo, que derrama su sangre en forma de tinta, para que pedantes o incultos no entiendan y critiquen extraños sentimientos mal expresados?

- ¿A quién llamó poeta?

- ¿Qué es nuevo o antiguo en unas letras? ¿Acaso un humano sentía diferente en el siglo pasado? ¿Hay formas diferentes en la forma de sentir un poema?


Mi vida es poesía. No quiero aprender de embaucadores que me empapan en palabras.

No me nace aquello que no alimenta.

Le pese a quien le pese, siento –le grito a mi espejo mientras me hace aún más oscuras si cabe las ojeras que envuelven mi mirada. Siento cada día más el poema que me nace.


Él te ha elegido como hermano,

Purificado por el beso de tus labios,

Te ha jurado un amor imperecedero

El invencible genio de la verdad.

Madurada bajo la luz de tu cielo

Centellea la gloria tremenda de la justicia

Y la sublime calma del rostro de los héroes.

El dios se ha consagrado en nosotros como señor.

Friedrich Hölderlin


No te miento si te digo, que las letras son un mundo, donde de una manera u otra, mata, crea o aliña una vida. No me recreo en sueños no natos, tan sólo son las palabras unidas de tal forma para que me entiendas. No leas tristeza cuando hablo de amores, acaso despedidas. Tan sólo lee vida.

El poema inacabado de mi sueño terminó desde el mismo momento que leí el tuyo. Desde entonces, sólo encuentro desvaríos.


Mirando al mar, sueño sin tener qué.

Nada en el mar, salvo el ser mar, se ve.

Pero ¡de nada ver cuánto se sueña!

¿De qué me sirve, ay, verdad y fe?

Fernando Pessoa


Roto el espejo, terminado el vértigo a la rima. Me alejo de esa soledad comprometida, y me siento ante un papel en blanco.

Hoy… quiero escribirte un poema.






20 comentarios amigos:

Stultifer 25 de noviembre de 2008, 20:13  

¿Qué hay más solitario: un atardecer de otoño o un folio en blanco?

Thiago 25 de noviembre de 2008, 21:21  

Y lo escribirás, verás...

Tu escribirás el mas bello poema jamás escrito. Un poema tan bello que los espejos se rompan solos al escucharlo.... El poema que condense toda la belleza de ese oceáno que te inspira.

Porque llevas la poesía en la sangre, piensas en poesía como otros piensan en matemáticas... y tienes lo mejor que se puede tener: sensibilidad y amor.

Bezos.

P.S. Pero tb. tengo que dcirte que se te ha escapao algo de codigo HTML en este post, que tiene que revisarlo,jajajaa.

Mas bezos.

Markesa Merteuil 25 de noviembre de 2008, 21:31  

A mí es que siempre me chiflaron las capacidades de los sofistas, pues aunque no me apasione el juego sí me hace gracia el dialéctico. Incluso me gusta mecerme en palabras que no acabo de comprender cuando anteceden a otras que, finalmente, restan significado a la primera por tanta hermosura derramada. Y me pierdo en sueños de letras, y dejo que éstas ilustren mis sueños.

Sal Ober 25 de noviembre de 2008, 21:37  

muchas gracias por escribir con un texto de Fernando Pessoa, escritor portugues.

muy bueno tu post.

saludos

http:\\coresemtonsdecinza.blogspot.com

Juan Cairós 25 de noviembre de 2008, 22:05  

"Deshaced ese verso,
Quitadle los caireles de la rima, el metro, la cadencia y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía, eso será la poesía"

León Felipe


Tú, eres poeta Mario, no entiendo tu duda...Yo también he querido matar esta enfermedad, entenderla, anestesiar su dolor, deshollarme el alma, niño...
Pero no puedo....No puedo, no puedo, es peor que un mal recuerdo.

La verdad, jamás he querido hacer daño y menos a un amigo y hermano poeta...
Si alguna vez dudé de la poesía dudé entonces de la vida, de lo que si dudé es de las palabras.
Me dieron ganas de honrar a los poetas que ornan nuestro parnaso español y así lo hice...Con poesía.

"Mi vida es poesía. No quiero aprender de embaucadores que me empapan en palabras.
No me nace aquello que no alimenta.
Le pese a quien le pese, siento –le grito a mi espejo mientras me hace aún más oscuras si cabe las ojeras que envuelven mi mirada. Siento cada día más el poema que me nace"

¿QUIEN ES LA BESTIA QUE DUDA DE TU MUERTE, POETA?

¿Y DE TUS VERSOS?
¿Y DE SU CALIDAD?

Un poeta es un guerrero que fue bautizado desnudo y entero menos un brazo, el mismo que abrazará el amor, la espada y al demonio si hace falta...

Fuera los poetas a los que no les duele lo que escriben; los que pichas y no sangras...

Si te pinché, pararé tu hemorragia con un verso...cálido como el postrero verso que pronunciaré-

Piloto de mi muerte, de nuestro Pedro García Cabrera, lee ese poema por favor...comprenderás lo que te quiero decir.

Esto da para largo Mario, tanto que reclamo la infinitud...No es justo que un POETA TAN GRANDE COMO TÚ, dude de las palabras...No me lo creo.

POESÍA, POESÍA, POESÍA...
Es nuestra vida, toda una vida,
no un legado para necios.
Los que no entiendan que sigan caminando por la piel...Nosotros somos de dentro hermano...locos, pero poetas...Y si el amor es universal, el bardo es su última palabra.

Canté al amor, ahora te canto a tí, con lágrimas y alguna sonrisa!

Noray 25 de noviembre de 2008, 22:07  

¡Bravo!

No conozco a mucha gente que le guste Friedrich Hölderlin, para mí es, como decía Hegel, el poeta de los poetas.

Seguro que encontrarás la inspiración para realizar ese gran poema. ¡Poeta grande, ya lo eres!

Un abrazo

Alfonso 25 de noviembre de 2008, 22:20  

Un folio en blanco es como la mujer que espera que la fecundes... y tú Mario, seguro que la haces fértil...

Luzzy Duran 25 de noviembre de 2008, 23:28  

por los designios por lo que ha encaminado esta vida eh llegado a conocer esta pequeña ventana a las letras etéreas que forman verdaderos sueños, sigue escribiendo muy bueno.

David de la Merced 26 de noviembre de 2008, 9:56  

Entiendo que dudes de las palabras... Aunque sólo sea por volver de nuevo a ellas un poco más sabios, con el rabo entre las piernas pero con la sonrisa en los labios; ya sin la ceniza de la frustración, sólo el gesto de quien sabe que la batalla está perdida de antemano, porque todo, vida incluída, es más listo, más grande y más fuerte que nosotros, ganan siempre.
Nuestra victoria es aceptar que ellos ganan, para luego poder nosotros decir, triunfantes, como Hölderlin: 'Creta se yergue, verdea Salamina'
Tú duda que algo queda.
Abrazicos.

Francisco 26 de noviembre de 2008, 10:49  

Te comprendo perfectamente Mario, es mi eterna duda, y creo que lo sabes. Expresar con palabras las sensibilidades tiene mucho que ver con una mente que no tiene prejuicios; entonces hay claridad y esa mente funciona como un espejo, un espejo puro.
Todos los prejuicios son parecidos; todo lo que no esté arraigado en tu propia experiencia no es más que una atadura.
“Mantén los ojos y los oídos cerrados al prejuicio de los demás, el ejemplo teme, piensa por ti mismo”.
Abrazos, Mario
Franc.

Un cura 26 de noviembre de 2008, 14:20  

Desde luego, cada vez que tienes esa página en blanco por delante eres capaz no sólo de escribir tu poema, sino de dejarnos embobados con él.
Plasmar tus ideas, tus sentimientos, tus dudas en esa página en blanco es un regalo para los demás. Gracias, Mario, un abrazo.

Kiko 26 de noviembre de 2008, 14:25  

Chapeau!
La poesia es una manera de entender la vida, no unas palabras puestas sobre un papel. Quien no comprenda eso nunca será un poeta, y tú lo comprendes muy bien!

Ana Belio 26 de noviembre de 2008, 21:19  

Un poeta es capaz de darle forma a los sentimientos que ni él mismo entiende, cuando éstos, buscan las letras y burlan a las lágrimas que desean salir desde su pecho.

Se ahogan en la garganta, se deslizan a los dedos y nace el poema.

Después queda el lector, que al sentir lo escrito, ya nunca se puede sentir solo/a.
Eso me pasí a mí que quisé al leerte que escribierás ese poema para mí.

Bs dulce Mario.

Ana Belio 26 de noviembre de 2008, 21:20  

Pasí, no, Pasó, sí.

Cemanaca 27 de noviembre de 2008, 1:15  

Creí estar ante un relato del más antigo y maravilloso mundo de las letras expuesto por el mejor actor en el mejor de los teatros...sólo TÚ, un gran espejo una tenue luz y el silencio atento de los afortunados.

Saludos conversos.

Thiago 27 de noviembre de 2008, 21:58  

Cari, no te preocupes, los verdaderos amigos SIEMPRE llegan a tiempo... jajaja

me he fijado que has coseguido cambiar eso del post, no? al menos en el portatil no lo veo ya,

bezos

Angel 28 de noviembre de 2008, 12:11  

Lindo espejo y dichoso al reflejar tu rostro.
Encontrar de nuevo tus palabras me ha resultado, y ya tenía ganas, gratificante.
Besos, Mario!

TOROSALVAJE 29 de noviembre de 2008, 11:19  

Eres un genio. Algo grande, de verdad.

Saludos.

Thiago 29 de noviembre de 2008, 19:19  

Un día te voy a escribir yo una poesía, pero de esas como las que le "lanzo" a Angel, pa echar unas risas, mas que nada, jajaja

Bzos, cari

María 30 de noviembre de 2008, 15:05  

Acabo de descubrir tu blog, y voy pasar páginas para descubrir lo que escribes.

Un saludos

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP