Mi memoria

>> martes, 29 de enero de 2008


Mi memoria ha tomado forma de castigo
al querer decirte y no poder,
desde el otro lado de la nada imploro
saber cuando hablar y cuando callar.
Que bueno fue tenerte nuevamente,
apenas minutos,
segundos
pero tenerte,
después de agotarme por la tensión de la espera.
Y ahora,
¿qué es lo que deseas de mí?
¿acaso mis versos más tristes?
Nuevamente construyes el silencio,
arquitectura de desdicha y ansiedad.

5 comentarios amigos:

afrika-amanece 29 de enero de 2008, 17:37  

¡cómo te entiendo!¿y ahora que quiere de ti? ¿tus versos más triste? ¡cómo te entiendo!, por unos minutos de felicidad se multiplican los de pasarlo mal, ¡qué injusta es a veces la vida!¡qué complicadas las relaciones!¿qué complicadas!
besotes

PARANOICO ILUSIONISTA 29 de enero de 2008, 18:31  

...duro castillo por conquistar es el silencio...
Pero que bello es verlo adornado con tan bello texto...gracias por compartirlo y ver hoy el reflejo de mis ausencias en él.
Un saludo.

Jorge 30 de enero de 2008, 18:37  

Mario es exquisito esto que has escrito... La verdad que es justo con palabras lo que me anda pasando estos dias.

Un abrazo

Charlie 30 de enero de 2008, 22:22  

Qué bueno es lo de "contruyes el silencio", eres como el tabaco creas adicción. Me ha encantado.

Hoy te he estado haciendo propaganda y le mandan un beso a tus canillas.

MarkesaMerteuil 31 de enero de 2008, 0:09  

A veces sólo podemos dar versos tristes y a veces no existen culpables. A veces el culpable no es el otro, sino nuestra falta de arrojo o de determinación para ir más allá de lo que creemos que se nos ofrece.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP