Lucha

>> miércoles, 18 de abril de 2012


Lucho contra la indiferencia del día,

el recuerdo de tu primer beso

y el último, que aún me duele.

Contra el ardor de una mañana fría,

el sueño de una noche contigo

y un primer café.


¿No captas la sutileza de mi tristeza?

Todos mis amores han muerto

y lo olvidé de repente.

Ahora sé que siempre estuve solo.


Lucho contra el erizado de tus pelos

si me lees

y mis versos mal rimados.

Contra el aburrimiento cotidiano

y el exprimir en gotas

tus instantes.


No quedan más noches en mi almanaque.

Tantos días malgastados,

hoy fingiendo

y me limito a recordar.


Lucho contra mi propia lucha.

2 comentarios amigos:

José A. Socorro - Noray 18 de abril de 2012, 22:39  

Creo que esa lucha te ha ayudado a escribir uno de tus más bellos y mejores poemas. Tu poema me ha recordado uno de Neruda, "No culpes a nadie", en el que una de sus estrofas dice:

"Aprende a nacer desde el dolor y a ser
más grande que el más grande de los
obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino."



Sí, indefectiblemente,
somos hijos de nuestra propia lucha.


Un fuerte abrazo.

elvientoenlasvelas 19 de abril de 2012, 8:04  

De lo mejor que te he leído últimamente, caro. Destila una verdad honda, produce una gran tristeza.
David

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP