Sequedad

>> martes, 10 de abril de 2012


Hoy lloro sequedad
comprobando en mi piel la injusticia de las vidas,
rabiando sangre por no permitir ceguera a mis ojos
y sordera a mis oídos.
¡Qué más da tener el mundo
si el mundo se hastía!
¡Por dios, que calle el ruído
y me envíen silencio!
¡Quedar solo
hasta que me inviten de nuevo a nacer!

2 comentarios amigos:

Anónimo 10 de abril de 2012, 19:39  

El amor vivido en el presente te lleva al silencio. Porque el silencio te habla de tu belleza y de la del mundo. Cuando entres en la Paz del Silencio, escucharás la verdadera sinfonía del Universo...Divina, necesaria e imprescindible.

Franc.

José A. Socorro - Noray 18 de abril de 2012, 22:25  

¡Eso sí! Silencio te puedo dar todo el que desees.


Abrazos.

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP